Cuando enterraron a Cristo-Catecismo de Heidelberg: pregunta 41

Cuando enterraron a Cristo-Catecismo de Heidelberg: pregunta 41

Pregunta: ¿Por qué fue también sepultado?
Respuesta: Para testificar que estaba verdaderamente muerto (a).
Versículos de apoyo: (a) Hechos 13:29; Mateo 27:59, 60; Lucas23:53; Juan 19:38.

¿Te has dado cuenta cómo en 1 Corintios 15:3-4, cuando Pablo describe el Evangelio, habla de 3 eventos importantes: la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesús y, sin embargo, noprestamos atención a su entierro? Su entierro o sepulcro, como estudiaremos hoy a través de la pregunta 41 del Catecismo de Heidelberg, es realmente significativo, pues demuestra que Cristo murió. Si recordamos, Jesús tenía que morir porque la paga de pecado es muerte (Ro 6:23). Su muerte era necesaria para pagar por nuestros pecados. ¡Entendamos, hoy, la necesidad de la muerte de Jesús y regocijémonos en su resurrección!

Mucho antes de que Jesús naciera, el profeta Isaías señaló que, aunque él sería inocente, su tumba sería asignada entre los malvados y, sin embargo, estaría como hombre rico en su muerte. (Is 53: 9). Esta profecía se cumplió perfectamente en Jesús. Las autoridades romanas lo crucificaron y, pese a que fue acusado de traición, se esperaba que su cuerpo se pudriera en la cruz. No estaba planeado ningún tipo de entierro, simplemente dejarían que su cuerpo se descompusiera y fuera picoteado y comido por aves de rapiña. Pero no olvidemos que las autoridades judías también lo habían condenado, por lo tanto, según la tradición judía, recibiría un entierro en una fosa común en donde se encontraban los cuerpos de todos los delincuentes. Ninguna de estas cosas que, por proceso correspondían, sucedieron. En cambio, ¡Pilato entregó el cuerpo del Mesías, deun supuesto criminal condenado, a un hombre para que lo enterrara en su tumba! Este hombre se llamaba José de Arimatea y, como era rico, la ubicación de su tumba sería conocida, es decir, no sería un secreto. Él no estaba pensando en no decirle a nadie o en robar el cuerpo de Cristo, iba simplemente a enterrar el cuerpo de su amigo. Lo mismo ocurrió con los discípulos. Cuando ungieron su cuerpo, simplemente hicieron lo que la tradición dictaba. La realidad es que no habían entendido la resurrección, de lo contrario, no habrían sepultado ni ungido a Jesús. Así que lo ungieron, lo enterraron y siguieron el proceso común que realizaban cuando alguien moría.

¡Esto no fue todo!  Dada la persistencia de los líderes judíos, las autoridades romanas sellaron y cuidaron con guardias la tumba de Jesús. Una vez más, una idea absurda dado el hecho de que Jesús ya había muerto. Aun así, pusieron un sello romano de cera para que cualquier intento de saqueo a la tumba fuera inmediatamente notado. Todos estos hechos apuntan a una muerte certificada. ¡No lo creerás, pero la historia todavía no termina ahí!

En la tradición judía creían que le alma de una persona permanecía en el difunto durante 3 días para después abandonar el cuerpo. Si la resurrección hubiera ocurrido uno o dos días después, los judíos podrían haber dicho que Jesús no había muerto de verdad. Así que Dios, conociendo esta creencia, profetizó en Oseas 6:1-3 que la resurrección de Jesús sucedería 3 días después de su muerte para que nadie pudiera decir que había sido una muerte falsa.

Así que, querida hermana, ahora que entendemos las razones por las que Jesús tuvo que morir y ser enterrado o sepultado, puedes estar segura de que, sin lugar a dudas, Jesús murió. Puedes estar segura de que, en su amor por ti, Él pagó el precio completo por tus pecados. Espero que hoy sepas cuánto te ama Dios y cuán confiable es su Palabra.

___
Agradecida #cautivadaensugracia
@cautivadaensugracia #enthralledbygrace

Leave a Reply

Your email address will not be published.