Un lugar de honor y dignidad- Catecismo de Heidelberg: pregunta 50

Un lugar de honor y dignidad- Catecismo de Heidelberg: pregunta 50

Pregunta: ¿Por qué se añade: está sentado a la diestra de Dios, Padre todopoderoso?
Respuesta: Porque Cristo subió al Cielo para mostrarse allí como cabeza de su Iglesia (a), por quien el Padre gobierna todas las cosas (b).
Versículos de apoyo: (a) Efesios 1:20; Colosenses 1:18. (b)Mateo 28:18; Juan 5:22.

Cuando te invitan a una cena formal en China, en la mesa redonda ponen una servilleta doblada de diferente forma que lasdemás. Esta servilleta generalmente es más alta que las otras e indica el lugar en donde se sentará la persona más importante. En México, si eres la invitada de honor, te sentarás en la cabecera de la mesa. En cada cultura buscamos honrar a personas de autoridad, a miembros distinguidos de la sociedad oa nuestros invitados de honor. Los sentamos en lugares especiales y reconocemos sus méritos y su honra, y lo hacemos con alegría y gozo. Jesús, de igual manera, en su dignidad y autoridad, es el único que puede sentarse a la diestra del Padre.Pero, ¿por qué es importante? Estudiemos la pregunta 50 del Catecismo de Heidelberg para ver qué significa.

Jesús está sentado a la diestra de Dios porque ese es su lugarcorrecto de autoridad y honor. Después de su ascensión, Jesús se sentó a reinar con autoridad y justicia. El hecho de que Él esté sentado a la diestra de Dios también prueba que Jesús es el Mesías, el que se sienta en el trono de David para siempre. El salmo 110 y el versículo 22:44 de Mateo apuntan que su lugar esa la diestra de Dios refiriéndose específicamente al Mesías. Marcos 16:19 dice que Dios estableció la posición de Jesús a la diestra del Padre y que Jesús reina hoy desde el Cielo. Hebreos 10:12-13 prueba la exaltación de Jesús como el Rey, pero también nos refiere de nuevo al salmo 110:1 y al versículo 3:21-22 de 1 Pedro en donde Él reina victorioso sobre sus enemigos. Todo esto se cumple porque Jesús, quien es nuestra esperanza, vivió, murió, resucitó y ascendió. Jesús hoy reina en soberanía plena. Hoy tenemos un rey que gobierna desde el Cielo en el reino mesiánico. Como tal, prometemos nuestro amor, lealtad y obediencia únicamente a Él. Cuando Jesús gobierna en lo alto y nosotras obedecemos su señorío, su reino se expande y esto es glorioso.

Así que hoy, querida hermana, entendiendo la gloriosa verdad de que Cristo reina, quiero preguntarte, ¿estás buscando que se extienda su maravilloso reino? ¿Te estás sometiendo obedientemente a tu Rey y Señor? Y si no lo estás haciendo, ¿te arrepentirías y le pedirías al Espíritu Santo que guíe tus pasos para que encuentres el gozo y el propósito de ser parte de este maravilloso reino en expansión?
____
En sumisión al Rey #cautivadaensugracia
@cautivadaensugracia #enthralledbygrace

Leave a Reply

Your email address will not be published.